miércoles, 26 de febrero de 2014


"Tan cuerda en su locura y tan loca en su cordura"

Había una vez una chica diferente.
Una chica que no le importaba nada de lo que los demás pudiesen decir.
Ella vivía con sus gustos y su felicidad, sin nada que envidiar a los demás ni nada por lo que ser envidiada. Vivía a su manera.
Sin embargo, la gente la consideraba extraña por ser feliz.
"Está loca"
Pero, ¿Quién no está un poco loco en este caótico mundo?
Todos somos unos locos y a la vez unos seres racionales, es ley de vida.
Sin embargo, la diferencia es que no todos encontramos la felicidad.
¿Cómo encontrarla?
Sé como esta chica.
Sé tú mismo sin que nadie te retenga.
Porque ella nunca estuvo loca, ella simplemente ignoró a la sociedad.
Todos debemos ser como ella.